La quetiapina como fármaco único ha demostrado una alta eficacia en la fase aguda de manía del trastorno bipolar.

La quetiapina a largo plazo ha demostrado que reduce las recaídas y mejora los síntomas de pacientes que no se controlan adecuadamente con su medicación habitual.

Quetiapina es el único tratamiento que ha demostrado en varios estudios clínicos ser eficaz en todas las fases del trastorno bipolar.

Las últimas guías más actualizadas sobre práctica clínica en el trastorno bipolar, resumen que el único fármaco eficaz en fase maníaca, fase depresiva y mantenimiento es la quetiapina.

Quetiapina en monoterapia ha demostrado una alta eficacia en fase aguda de manía del trastorno bipolar.

Quetiapina parece ser una opción terapéutica eficaz y segura a corto plazo para el tratamiento de la depresión bipolar.