El trastorno bipolar es una enfermedad psiquiátrica que se caracteriza por un trastorno en la personalidad del paciente en el cual se alternan estados de manía o exaltación eufórica y otros de depresión profunda.

Las personas que padecen el transtorno bipolar sufren alteraciones extremas en sus pautas de comportamiento y una sensación de inestabilidad, mostrando en muchas ocasiones cambios de humor que se suceden en rápidos ciclos.

Esta enfermedad psiquiátrica ya era conocida por los antiguos griegos, estaba registrada en la medicina china, y fue recogida en la medicina moderna en el siglo XIX por psiquiatras franceses y alemanes, lo que quiere decir que el trastorno bipolar se da en todas partes del mundo y desde hace mucho tiempo.

Sin embargo, una vez correctamente diagnosticado, la medicina moderna es capaz de tratar el trastorno bipolar y controlar todos sus síntomas con fármacos como la quetiapina.